Melodía para un gatito

La violinista clásica Esther Abrami ha decidido culturizar a los gatitos que llegan a sus manos para nodrizar.

Los gatos aman las cosas buenas de la vida, como las comidas sabrosas, una buena siesta, la caja de un producto carísimo, entre otros. Inclusive su caminar es sofisticado. Pero hay algunos que son además muy cultos, sí, aunque no lo crean, algunos aman la música clásica.

Los pequeños que ella cría llegan a su casa a través de La Feline Meyreuillaise, un grupo de rescate en el sur de Francia, que al verse sobrepasados en su capacidad acuden a Esther como familia de acogida.

Para Esther es muy difícil tener su propio gato, ya que debe dedicar muchas horas de práctica a su oficio de violinista y además por esta misma razón debe viajar, por lo que al servir de Hogar temporal tiene la oportunidad de tener gatitos y ayudarlos a crecer grandes y fuertes para sus hogares definitivos.

Durante esta hermosa experiencia, uno de sus gatitos adoptivos, Petit Rose,mostró un oído muy fino para la música y nunca se perdió ninguna de las actuaciones de su madre adoptiva. No se perdía ni las sesiones de práctica.

EL felino atigrado naranja con una nariz rosada perfecta y ojitos dulces llegó a Esther con apenas dos meses de edad. Era pequeño pero amaba los abrazos y rápidamente se convirtió en fan de Esther, la seguía a todos lados, inclusive a la habitación de práctica de violín.

Según cuenta la intérprete, al principio el violín lo dejó perplejo, y poco después  lo cautivó. Cada vez que tocaba, el se acercaba y se sentaba en sus piernas. Poco a poco fue tomando más confianza y se instalaba en el hombro de Esther. Y para dormir, qué mejor que el estuche del violín.

Desafortunadamente, el tiempo de Petit Rose al lado de su mamá temporal llegó a su fin, con él listo y saludable para un hogar para siempre.

Su nueva familia decidió continuar con el buen gusto del felino, y a través de grabaciones del trabajo de Esther, el continúa amando el violín y recordando con una sonrisa los tiempos con su amiga violinista.